UC

Pensamiento diario de Jean Vanier

pensamientos jean vanierEn este sitio puedes leer los pensamientos diarios
y suscribirte para recibirlos directamente a tu correo electrónico.

Mas información

Alfarero del hombre

himno al Dios de la vida.

Alfarero del hombre, mano trabajadora
que, de los hondos limos iniciales,
convocas a los pájaros a la primera aurora,
al pasto, los primeros animales.
De mañana te busco, hecho de luz concreta,
de espacio puro y tierra amanecida.
De mañana te encuentro,
Vigor, Origen, Meta
de los sonoros ríos de la vida.
El árbol toma cuerpo, y el agua melodía,
tus manos son recientes en la rosa;
se espesa la abundancia
del mundo a mediodía,
y estás de corazón en cada cosa.
No hay brisa, si no alientas,
monte, si nos estás dentro,
ni soledad en que no te hagas fuerte.
Todo es presencia y gracia.
Vivir es ese encuentro:
Tú, por la luz; el hombre, por la muerte.
¡Que se acabe el pecado!
¡Mira que es desdecirte
dejar tanta hermosura en tanta guerra!
Que el hombre no te obligue,
Señor, a arrepentirte
de haberle dado un día las llaves de la tierra

Rendido a vuestros pies, Oh, Jesús Mío

sagrado corazonMes del Sagrado Corazón

La espiritualidad del Sagrado corazón está entre las más sólidas tradiciones de la Iglesia. El corazón de Cristo resucitado, que late vivo como un corazón humano, ha inspirado obras extraordinarias, como la devoción a la Divina Misericordia, de la beata Faustina Kowalska, y la obra de Sta. Magdalena Sofía Barat, entre muchas otras. Actualmente, el Papa Francisco ha dado la mayor relevancia a esta espiritualidad, al declarar un "Año de la misericordia".

VER MÁS EN
www.mscperu.org

Tengo Sed

Juan Antonio Massone,1950.

"Después de esto, sabiendo Jesús
que todo estaba ya consumado,
para que se cumpliera la Escritura,
dijo: “Tengo sed”.
Sn. Juan, 19,28

En mi boca todo desierto precipita.
Tengo sed de Ti, Padre, mientras lo arduo
escolta la sagrada voluntad de ser perfecto.

Los hijos de los hombres han pervertido
las dunas, el beso, cualquier tierra, el agua
y no restará un Nilo ni el Mar Rojo
bajo los pies de esta generación inhóspita.

Tengo sed de Ti y me ofrecen vinagre.

Yazgo exprimido y los desiertos precipitan
en la impiedad del tiempo que se atreve
a denigrar la Eternidad y la Vida.

Tengo sed de Ti y la esponja es agria.
He bebido del cáliz hasta ya no poder
otra vigilia en el manojo de la espera,
mientras el estertor se viene a traspasar la tarde.

Tengo sed. Me abandonan la sangre y el tiempo
para dejarme solo, sólo con la sed de Ti.

Pensamientos de Jean Vanier

En este sitio puedes leer los pensamientos diarios de Jean Vanier y suscribirte para recibirlos directamente a tu correo electrónico.

http://pensamientosdejeanvanier.blogspot.cl/

Powered by jms multisite for joomla